La Maestría en Educación Holista es un programa destinado a formar educadores conscientes con un alto desarrollo de su inteligencia espiritual. La educación holista es un proceso de evolución de la conciencia. Es una estrategia comprensiva para reestructurar la educación en todos sus aspectos: la naturaleza y el contenido del currículo, la función del maestro, los estudiantes y los administradores escolares, la manera como el proceso de aprender es enfocado, la estrategia para reestructurar completamente el sistema educativo, la importancia de los valores y la espiritualidad. Como una estrategia comprensiva, la educación holista nos provee de un marco coherente e integral que incluye todos los aspectos a ser considerados en una reforma educativa.

La educación holista es una pedagogía de la felicidad. La felicidad es la realidad educativa más importante, aprender a ser feliz es el aprendizaje central que inspira todos los demás aprendizajes. Educar es facilitar el desarrollo de la conciencia a través de un aprendizaje genuinamente integral. No se trata sólo de desarrollar la inteligencia lógico-matemática, ni siquiera las inteligencias múltiples. Es necesario ir más allá, hacia un nuevo modelo integral de la inteligencia que integre dimensiones y niveles. Este modelo es el de la inteligencia espiritual, que implica reconocer la naturaleza de lo que somos.

La educación holista es una pedagogía del amor universal que nutre lo mejor de los seres humanos. La perspectiva holista es transdisciplinaria porque considera que una sola perspectiva para el estudio de la realidad es insuficiente, cualquiera que esta sea. La ciencia es insuficiente porque el ser humano no puede ser reducido a patrones objetivos de conducta para ser evaluado con medidas estandarizadas. El ser humano es un ser multidimensional con un corazón espiritual: lo anima un impulso hacia la trascendencia.

Más información